Segunda vivienda

Comprar una segunda vivienda en la playa, en el bosque o en cualquier lugar donde le guste pasar el tiempo, le permite dedicar más tiempo exactamente donde quiere estar. Para algunas personas, es también una buena manera de obtener ingresos por alquile cuando no está allí. Sin embargo, los prestamistas tienen reglas distintas sobre el financiamiento de la vivienda principal (o “primaria”) y las viviendas de vacaciones. A continuación algunas puntos a considerar:

1. No puede utilizar los préstamos FHA para financiar residencias vacacionales.

Sin esta opción, la mayoría de los compradores eligen financiar estas viviendas con préstamos convencionales o con préstamos de plusvalía de una vivienda.

2. Las cuotas iniciales para viviendas vacacionales pueden ser más altas.

Debido a que no es su residencia principal, el prestamista pude exigir una cuota inicial de al menos el 20% y unas tasas de interés también más altas.

3. Usted pagará por el mantenimiento, los costos de los servicios, las cuotas de la asociación y los impuestos de la propiedad.

Pagar una segunda propiedad involucra más del pago mensual de la hipoteca. Asegúrese de que en su presupuesto tome en cuenta la cantidad total.


4. Usted puede descontar los intereses de la hipoteca y los impuestos de ambas propiedades.*

Sin embargo, a partir del 2018, el total de todos los impuestos locales y estatales deducidos, incluyendo los impuestos a la propiedad, están limitados a $10,000 por declaración de impuestos.

 

¿Está interesado en comprar una segunda vivienda? Compare sus opciones de préstamo o aplique en línea y una persona de nuestro equipo le acompañará en el proceso.

 

 *No tiene como finalidad ser un asesoramiento fiscal. Consulte a su profesional de impuestos.

Ameriuno Blog

Explore nuestro blog para encontrar información sobre la compra, financiamiento, remodelación y el cuidado de su vivienda.

LEA NUESTRO BLOG